domingo, 11 de abril de 2010

Reseña Especiales (3ª parte de la saga Traición)




Acabo de terminar este libro, y me encuentro lo suficiente glacial como para escribir ahora mismo una reseña *__*, así que allá voy.


ESPECIALES

Autor: Scott Westerfeld
Editorial: Plaza&Janés, Montena / Marzo 2010

ISBN: 9788484415985
Género: Juvenil
Serie: 3º- Traición - Westerfeld




OPINIÓN PERSONAL:
(SPOILER DE LA 1ª Y 2ª PARTE)

Doy un repaso rápido a las partes anteriores porque considero que la evolución de los personajes desde los inicios ha sido impresionante.

Durante los tres libros los personajes van cambiando radicalmente pero, a diferencia de otros, en esta saga no se trata de una evolución natural (al menos no en apariencia), sino que es causada por las operaciones que les provocan lesiones en el cerebro, y que condicionan su forma de ser.

En Traición, nos encontramos con una Tally imperfecta sin ningún tipo de lesión cerebral; podríamos decir que ahí conserva su auténtica esencia; con sus aspiraciones para llegar a convertirse en una perfecta que, posteriormente se ve obstaculizada por la huida de su amiga Shay al Humo. Aquí es donde entra en escena la doctora Cable y su amenaza de dejarla como una imperfecta toda su vida si no colabora con ella. Así es como Tally sale en busca de Shay, y destaco esta parte porque es cuando la mentalidad que le había impuesto la sociedad choca con la forma de vida de los habitantes del Humo, y poco a poco se empieza a forjar sus propias ideas. Por primera vez empieza a pensar por sí misma, y descubre que la operación no se trata unicamente del cambio en el aspecto físico, sino que también cambia tu personalidad para convertirte en una perfecta que no se cuestiona las cosas, ni causa problemas. Creando, en definitiva, una sociedad “aborregada” que me recuerda en cada momento a la novela Un mundo feliz.

La Tally que es feliz con sus defectos, y que de hecho está enamorada de un imperfecto (David), en el segundo libro pasará a ser una más del grupo de perfectos, un personaje totalmente desconocido que sin embargo en algunos momentos de lucidez-chispeantes- nos deja entrever restos de la Tally que conocimos en el primer libro.

Y finalmente, llegamos a Especiales donde ya no está la Tally imperfecta, ni la perfecta, sino la especial. Y no una especial cualquiera, sino una cortadora, esto es, una sección dentro de Circunstancias Especiales liderada por Shay.

Aún así, en todo momento vemos como Tally se debate contra las lesiones, siempre intentando seguir siendo ella misma, ya sea una perfecta o una especial que lo ve todo desde un punto de vista glacial.

Quizás, lo que más me ha gustado del libro es el estilo fluido de Scott Westerfeld que te hace tener la sensación de que más que leer un libro estás viendo una película, pues las palabras rápidamente se convierten en imágenes muy detalladas en tu cabeza; aunque a mí personalmente, en algunas escenas de acción me llegara a desorientar un poco.

**SPOILER ESPECIALES**

Como un trasfondo de toda la novela, me ha dado a entender que el ser humano en su estado natural, sin las lesiones que controlan su forma de pensar, se decanta por destruir (“Supongo que la libertad implica destrucción”).


Y para terminar, tengo que decir que el final del libro me ha transmitido un enorme sentimiento de libertad a través de la liberación de Tally que a mi parecer se hace definitiva cuando llora por primera vez, aún cuando los especiales no pueden llorar...


Me ha encantado el final por dos motivos. El primero, por el reencuentro de David y Tally, y el segundo por el mensaje ecologista, a través del Manifiesto que Tally envía a Peris, Shay y Maddy, en el que se muestra conforme con sus ideas, pero a la vez les recuerda lo que ocurrió en el pasado porque los humanos no respetaron la naturaleza y la explotaron hasta sus límites. Los nuevos Circunstancias Especiales, Tally y David, tienen el objetivo de proteger a los que no pueden defenderse por sí mismos de los humanos, a los árboles, los suelos, los ríos...

Por muy ávido que se vuelva el género humano ahora que los perfectos despiertan de su letargo, la naturaleza sigue teniendo dientes. Dientes especiales, dientes imperfectos.

Los nuestros.



SUBLIME. La verdad, es que opino que no podría haber cerrado la historia de un modo mejor.

Le doy un 9 sobre 10 :)

Con esta reseña y otro libro que pasa a mi estantería esperando ser releído alguna vez, me despido.

^^

2 comentarios:

  1. hola!!a mi el libro me encanto (fue glacial ^^) aunque me dio mucha perna lo de Zane :(...
    espero leer pronto EXTRAS aunqe aun no se si ha llegado a España...
    saludos!!

    ResponderEliminar
  2. me gustó un poco menos que el anterior, pero aun así está genial. Te enlazo la reseña

    ResponderEliminar