lunes, 1 de noviembre de 2010

Reseña La casa de los mil pasillos (Diana Wynne Jones)

Título: La casa de los mil pasillos
Autora: Diana Wynne Jones
Editorial: Nocturna Ediciones
Precio: 15 euros
Traducción: Gema Moraleda
Páginas: 328
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-937396-9-0
Sinopsis:

La vida de la joven Charmain Baker es, esencialmente, respetable. Sus días transcurren con una calma que sólo se ve alterada por las aventuras de los libros de los que apenas saca la nariz. Y entonces, un día, su tía Sempronia le anuncia que ha de ir a cuidar la casa de su tío (un tal William que, por lo visto, es mago) mientras él está fuera.

Charmain, emocionada por hallarse al fin ante su propia aventura, parte de inmediato. Pero cuando llega a la casa, se topa con un laberinto de habitaciones extrañas a las que se accede según unas instrucciones mágicas muy precisas. Hay elfos, jardineros de color azul, comidas que se sirven solas, libros de hechizos para aprender a volar y, en fin, todo lo que puede haber en la casa de un mago. Pero también hay pilas y pilas de platos sucios, encantamientos que salen mal y un joven aprendiz de carácter despistado que afirma venir en busca del mago William.
En resumen, algo para lo que ningún libro la había preparado.

Mi opinión: 

Charmain  ha vivido en un mundo más limitado de lo que ella creía. Sin mayor preocupación que adentrarse en sus libros favoritos, en casa de sus padres se ha encontrado siempre "entre algodones". El tener que marcharse de su refugio particular, la entusiasmará al principio pero tan pronto como se encuentre en su nuevo hogar se dará cuenta de que no es tan fácil, y de que hasta ahora había vivido sin saber hacer prácticamente nada. A ella se lo habían dado todo hecho, y tener que cuidar de la casa de su tio abuelo William se le antojará, de pronto, un gran reto.

La casa es mágica, y lo mismo apareces en una habitación que en la mismísima mansión real dependiendo de la forma en la que abras la puerta, hacia donde gires...un auténtico lío. Por suerte, las instrucciones del tio abuelo William resuenan por toda la casa en cuanto Charmain formula una pregunta en voz alta y eso es una gran ayuda. Además, cuenta con la ayuda de una simpática perrita mágica: Waif. 

 Y por si fuera poco el esfuerzo de estar al cuidado de la casa, Charmain tiene que aguantar a Peter: un aprendiz de mago bastante desastre, que no sabe distinguir entre la derecha y la izquierda, y que es incapaz de hacer un conjuro en condiciones.

Charmain me ha parecido un personaje muy curioso, irritante en ocasiones, y desesperante la mayoría, pero tiene esa cosilla que te hace sentir simpatía por ella a pesar de todo.

-Mi madre me ha educado para ser respetable-aclaró ella-.Nunca ha dejado que me acercase al fregadero, ni siquiera a la cocina.
-¡No me lo creo!-exclamó Peter-.¿Cómo puede ser respetable no saber hacer cosas? ¿Es respetable enceder fuego con una pastilla de jabón?

Pero la historia no sólo se desarrolla en la casa. Charmain siempre ha deseado visitar la biblioteca real y trabajar ahí catalogando libros. Para su sorpresa, a los pocos días de estar en casa del tio abuelo William recibió la respuesta a su petición, en la cual el rey aceptaba su ayuda en la biblioteca. A partir de aqui, empezarán a ocurrir cosas la mar de extrañas...
En la mansión real aparecerán unos personajes, que...son ni más ni menos que los protagonistas de El castillo ambulante. Sophie, el mago Howl, y Calcifer, el demonio de fuego. Ha sido una grata sorpresa reencontrarme con ellos, pues cuando empecé a leer el libro no tenía ni idea de que aparecerían estos tres.

Aparte de este reencuentro múltiple, lo que más me ha gustado del libro es que es algo diferente a lo que normalmente leo; quiero decir, que hacía tiempo que no caía en mis manos una historia de fantasía al más puro estilo de algunos de mis libros favoritos como son Las crónicas de Narnia.
He disfrutado de la novela de la misma forma que lo hice con la saga de C.S. Lewis, con esa misma sensación de estar en un mundo distinto y no echar de menos la realidad.

Como curiosidad, decir que ya había leido La guía completa de Fantasilandia, de esta misma autora y publicada también por Nocturna; y muchas de las cosas que se mencionan en la guía aparecen en esta novela, y eso hace que tenga más chispa aún.

Con La casa de los mil pasillos, Diana ha hecho que desee seguir adentrándome en el resto de sus libros y ya estoy pensando en incluir El castillo ambulante y El castillo en el aire en la "carta de los reyes magos" de este año jaja

Puntuación:

4/5

Disparatada, divertida, mágica...El tipo de aventura de fantasía donde a todos nos gustaría perdernos de vez en cuando.


Muchas gracias a Nocturna ediciones por enviarme el ejemplar.

7 comentarios:

  1. Hola :D, has recibido un premio en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. que ganas de leerlo¡¡¡y eso que lo tengo desde hace siglos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Uau, que pinta tiene:D

    gracias por la reseña:D

    kisses

    ResponderEliminar
  4. Qué ganas tengo de leerlo, pero quiero empezar por el primer libro, que me gusta ir por orden, jeje.

    ¡Un besote, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Yo lo tengo aquí en mi estante aún por leer!! Buf, qué de pendientes que tengo T.T Descubrí a Dianna con El Castillo Ambulante, y sólo decir que me fascinó. Me enamoró la escritura de ésta mujer, es tan cercana... parece que estés al lado de la abuela, escuchando sus cuentos mientras el fuego calienta la habitación (sí, muy peliculero pero bueno... u.U). Veo que éste también es bueno, así que ahora tengo aún más ganas de pillarlo!

    ResponderEliminar